Un reciente estudio por parte de la Universidad de Alberta en Canada, nos indica que beber una copa de vino tinto equivale a una hora de gimnasio.

Jason Dick, quien ha apostado por este estudio, "piensa que el resveratrol (fitoalexina presente en las uvas) podría ayudar a los pacientes que quieren hacer ejercicio, pero están fisicamente incapacitados. 

Ahora bien, este estudio se ha realizado con ratas y no con humanos