Buenas noticias para los amantes del vino: beber dos copas al día ayuda a quemar grasa, según asegura un estudio del Harvard Medical School.

Analizaron, para ello, más de 19.000 mujeres con diferentes hábitos, estados médicos y alimentación en un periodo de casi 13 años, y según conclusiones del estudio, consumir dos copas de vino al día podría tener un efecto directo con la reducción de sobrepeso y obesidad.

 

"El vino tinto contiene resveratrol, un antioxidante que se encuentra en los frutos rojos y que convierte la grasa blanca en grasa beige, el tejido que quema calorías”

 

Uno de los motivos por el cual el vino podría contribuir a tener peso saludable es que la digestión de la bebida implica que el cuerpo consuma más calorías. No obstante, este efecto del resveratrol es mayor en mujeres que en hombres.

Según la doctora Jana Klauer, experta en nutrición clínica, “las mujeres producen menor cantidad de enzimas que metabolizan el alcohol que los hombres, así que para digerirlo deben seguir produciéndolas, lo que obliga al cuerpo a quemar más energía”.

 

"El efecto del resveratrol es mayor en mujeres que en hombres, pues las mujeres producen menor cantidad de enzimas que metabolizan el alcohol”