Noticias Imperial Cork

Las ultimas noticias sobre productos, novedades...

  • Inicio
    Inicio Aquí es donde puedes encontrar todas las publicaciones del blog.
  • Categorías
    Categorías Muestra una lista de categorías de este blog.
  • Etiquetas
    Etiquetas Muestra una lista de etiquetas que se han utilizado en el blog.

El corcho, material extraodinario

El corcho, material extraodinario

¿Qué es el corcho?

El corcho es la corteza de los alcornoques (Quevcus suber) que los protege frente a las condiciones extremas del clima mediterráneo. Está constituido por células muertas cuyo interior se llena de un gas similar al aire. Ese gas constituye casi el 90% del corcho, de ahí su levísimo peso y su compresibilidad. Las paredes de esas células, están constituidas fundamentalmente por suberina y cerina, substancias que lo hacen bastante ignífugo, muy flexible y prácticamente imputrescible.

El corcho es, pues, un material extraordinario, de propiedades únicas. Es un producto completamente natural, renovable y biodegradable. Por ello, su producción no produce ninguna contaminación ni perjuicio al ecosistema del que se extrae, sin cortar ningún árbol y esa “cosecha” se realiza cada 9 a 12 años. 

 

¿Cómo se obtiene el corcho?

La extracción del corcho es un proceso muy respetuoso con el entorno y de muy bajo impacto. Los descorches se efectúan como muy pronto cada 9 años y el corcho no es taponable hasta el tercer descorche. Por entonces, el árbol tiene unos 40 años. Los alcornoques pueden vivir unos 170 o 200 años.

 

Propiedades y aplicaciones del corcho

Pocos materiales manifiestan al tiempo tantas características útiles. Por solo citar algunas de sus propiedades, el corcho es impermeable, inodoro, resistente a los agentes químicos e inatacable por los líquidos, prácticamente imputrescible, compresible y elástico, con extraordinaria capacidad de recuperación dimensional, escasa conductividad térmica, ...

 

Los beneficios de los tapones de corcho

Recientemente, investigadores que centran su atención en el mundo del tapón de corcho, han obtenido resultados llamativos y, en casos, sorprendentes. De este modo, a diferencia de los tapones sintéticos, metálicos o de cristal, la relación entre tapón de corcho y vino es una interacción dinámica, contribuyendo el corcho a una más compleja maduración del vino, al cederle compuestos orgánicos volátiles que enriquecen el olor y sabor. Tal es el caso de la vainillina, uno de los compuestos que migra del tapón al vino, profundizando su sabor. Otros compuestos como los elaginatos y antocianinas confieren astringencia y otras características al vino.

Otra investigación reciente ha demostrado que los polifenoles pasan del corcho al vino. Estos compuestos son antioxidantes y contribuyen a reducir el riesgo cardiovascular y retrasa ciertas enfermedades degenerativas. Por otra parte, la reacción de los elaginatos del tapón de corcho (generalmente la vescalagina) y las catequinas del vino produce, entre otros compuestos, acutisimina A, que es un antitumoral 250 veces más potente que los fármacos que se utilizan generalmente para este fin. No obstante estas investigaciones son tan recientes que sus efectos finales están aún por investigar. 

 

La opinión del consumidor

Muy recientemente, la importante revista norteamericana “Wine Spectator” quiso conocer la opinión de los consumidores mediante una amplia encuesta pública que denominó “The Great Cork Debate”. Los resultados fueron aplastantes, el 80% de los encuestados dijeron preferir el tapón de corcho, frente al 18% que prefería el de plástico. Por su parte, en Reino Unido la empresa asesora especializada en investigación de la industria vinícola Wine Intelligence presentó otra investigación independiente sobre una muestra nacional de 1.150 consumidores habituales de vino. Cerca del 99% de los encuestados estaban a favor del tapón de corcho o eran neutrales.

Coincidiendo con estos resultados, otra investigación de la Federation Française des Syndicats Liège, obtuvo que alrededor del 80% preferían el vino tapado con corcho y casi todos ellos expresaron la opinión de que el corcho era el mejor material para garantizar la integridad y calidad del vino.